Serás llamado reparador de portillos

Por Alberto Cornejo / Pastor CCF

Capítulo II

CARACTERISTICAS DE LOS EDIFICADORES.

PRIMERA CARACTERISTICA:
HUMILDAD

EL AYUNO HECHO DE CORAZON.

AYUNAR NO ES AFLIGIR EL ALMA.

Abstenerse de consumir alimentos por un tiempo, es una práctica espiritual, que nos permite ocuparnos en orar y buscar la voluntad de Dios. En este tiempo, deben de manifestarse actitudes de corazón; tales como la humillación y dependencia del Señor, que mostraron el rey Josafat y la reina Esther:

Y JOSAFAT HUMILLO SU ROSTRO PARA CONSULTAR A JEHOVA E HIZO PREGONAR AYUNO A TODO JUDA (2 Cro.20:3)

... AYUNAD POR MI Y NO COMAIS NI BEBAIS EN TRES DIAS, NOCHE Y DIA; YO TAMBIEN CON MIS DONCELLAS AYUNARE IGUALMENTE Y ENTONCES ENTRARE A VER AL REY (Est.4:16)

También es una muestra del arrepentimiento que acompaña al clamor por perdón, en los casos de pecado como sucedió con David, con Esdras, y en la ciudad de Nínive:

VIVIENDO AUN EL NIÑO YO AYUNABA Y LLORABA, DICIENDO: ¿QUIEN SABE SI DIOS TENDRA COMPASION DE MI Y VIVIRA EL NIÑO? (2 Sam.12:22)

NO COMIO PAN NI BEBIO AGUA, PORQUE SE ENTRISTECIO A CAUSA DEL PECADO DE LOS DEL CAUTIVERIO (Esd.10:6)

Y LOS HOMBRES DE NINIVE CREYERON A DIOS Y PROCLAMARON AYUNO, Y SE VISTIERON DE CILICIO DESDE EL MAYOR HASTA EL MENOR DE ELLOS. (Jon.3:5)

Pero, aún mas que un tiempo de abstención de alimentos en el que se muestran actitudes del corazón; el verdadero ayuno es un estilo de vida que los hijos de Dios debemos desarrollar.

En este, podemos mostrar nuestro amor al prójimo y también la misericordia que Dios ha puesto en nosotros. El ayuno es una forma simbólica de dar la vida por otros, de negarse a las satisfacciones personales.

Este es el verdadero sentido, que esta práctica debía de tener. Dios está más interesado en nuestro corazón, que en nuestras obras; en nuestras actitudes que en nuestras acciones.

Muchos hacen lo correcto, pero con actitudes internas incorrectas, hay quienes hacen buenas obras pero tienen un corazón malo. Ahora bien, debemos entender que nuestras acciones deben ser las correctas; pero más que eso deben ser hechas con un corazón recto, como lo podemos observar en lo escrito por el apóstol Pablo:

SI ENTREGARE MI CUERPO PARA SER QUEMADO, Y NO TENGO AMOR DE NADA ME SIRVE. (1Cor.13:3)

SEGUNDA CARACTERISTICA:
PIEDAD

EL AYUNO ESCOGIDO POR DIOS.(I)

NO ES MAS BIEN ... DESATAR LAS LIGADURAS …?

Desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo ? (Isa.58:6)

La Nueva Versión Internacional Inglesa traduce este verso así:
“¿No es esta la clase de ayuno que yo he escogido: liberar las cadenas de injusticia y soltar las cuerdas del yugo para hacer libres a los oprimidos y quebrar todo yugo?”

Desatar ligaduras de impiedad (las injusticias que atan), y soltar las cargas de opresión (las cargas impuestas); son dos acciones fundamentales para poder dejar ir libres a los quebrantados.
Y cuando lo anterior se ha realizado, todavía hace falta quebrar los yugos, inutilizarlos; esto asegura que no sean usados nuevamente.

DESATAR LAS LIGADURAS DE IMPIEDAD.

Se puede pensar, que la aplicación del texto anterior es la siguiente:
Que la gente necesita conocer la verdad para ser libres, que es necesario predicarles sobre el poder de Dios en sus vidas, para que sepan que pueden resistir al diablo. Además, el mundo necesita ver a los creyentes caminando en la unción, para liberar a los endemoniados.

Lo anterior es verdad, pero de lo que Dios está hablando en el texto de Isa.58:6; es de que entre su pueblo, unos ataban a otros, los oprimían, tomaban dominio injustamente. Explotaban a su prójimo con tal de obtener provecho y beneficios personales.

Sabemos por la palabra de Dios, que el opresor es Satanás (Hech.10:38) y uno de los mejores representantes humanos fue el faraón. También sabemos, que el diablo usa a los seres humanos como instrumentos de iniquidad, para la destrucción de otros, él mueve al hombre a través de sus deseos egoístas para que se enseñoree de otros.
Y el Señor, nuestro Dios está en contra de todo esto, de toda injusticia, ya sea que provenga del diablo o del hombre mismo.
Las injusticias humanas, son mucho más intolerables para Dios; cuando quienes las cometen son parte de su mismo pueblo.

No es que Dios no pueda perdonarlo, sino que causa dolor en su corazón, que aquellos que supuestamente habitan en la luz y que le conocen como Dios de amor y misericordia; estén actuando bajo los principios del enemigo.
Dios no puede pasar por alto, que entre su pueblo, al cual le ha dado libertad, existan algunos que pongan yugos sobre otros.

Los que quitan la libertad de otros para poder beneficiarse, se constituyen en opresores.
Por ello, por la guianza del Espíritu Divino, y con celo por la integridad; Nehemías reprendió a los nobles y a los oficiales que habitaban en Jerusalén y les dijo:

¿EXIGIS INTERES CADA UNO A VUESTROS HERMANOS ? NOSOTROS SEGUN NUESTRAS POSIBILIDADES RESCATAMOS A NUESTROS

HERMANOS JUDIOS QUE HABIAN SIDO VENDIDOS A LAS NACIONES ¿Y VOSOTROS VENDEIS AUN A VUESTROS HERMANOS, Y SERAN VENDIDOS A NOSOTROS ? (Neh.5:8)

Esto es un buen ejemplo de ligaduras de impiedad, pues muchos de los Judíos clamaron contra sus hermanos, porque había quien decía: hemos pedido prestado grano para comer; y había quienes decían: hemos empeñado nuestras casas para comprar grano a causa del hambre; y había quienes decían: hemos tomado prestado dinero para el tributo del Rey.

Pero eso no era todo, el yugo que estaba sobre algunos era tan pesado, que habían dado a sus hijos en servidumbre y no tenían posibilidad de rescatarlos porque sus tierras y viñas eran de otros. (Neh.5:1,5)

Nehemías actuó de acuerdo a los principios del ayuno escogido por Dios, le enseñó al pueblo que su proceder no era correcto y que debían de cambiarlo para agradar a Dios y obtener su protección.

Y DIJE: NO ES BUENO LO QUE HACEIS. ¿NO ANDAREIS EN EL TEMOR DE NUESTRO DIOS, PARA NO SER OPROBIO DE LAS NACIONES ENEMIGAS NUESTRAS ? (Neh.5:9)

SOLTAR LAS CARGAS DE OPRESION.

Esto es quitar la carga que la persona ha estado llevando; quitarle la carga que se le había atado al yugo.
Nehemías hizo esto con sus hermanos; él se toma la libertad de dar una instrucción que agrada a Dios: “quitémosles ahora este gravamen.”

El está diciendo quitémosles este peso de encima, soltemos la carga que hay sobre sus cuellos. Esto es una referencia al interés exigido por el dinero que han entregado en préstamo.

Y agrega que él y sus hermanos y sus criados les han prestado dinero y granos, y que de su parte está dispuesto aún a no esperar que le sean devueltos. El no quiere ser culpable de esclavizar a sus hermanos, por ello quita la carga de la deuda, perdonándoles la cuenta. Y motiva al resto del pueblo a hacer lo mismo diciéndoles: Quitémosles el yugo que hemos puesto sobre ellos; que sean libres del pago de los intereses, y aún del pago de las deudas.

Esto nos enseña que Ayunar es perdonar a nuestros deudores, soltar las cargas de opresión es perdonar la deuda.

YUGOS PUESTOS POR CREYENTES.

Algunos de los yugos que como cristianos ponemos sobre las personas y tienen que ser quitados son: la condenación, las maldiciones, el rechazo, etc.

Otras formas de yugos que ponemos sobre otros son: exigir el pago por daños recibidos o la cancelación de deudas bajo circunstancias de escasez, demandar mayor esfuerzo en el trabajo etc.
También hay yugos relacionados con la religiosidad, como los que los Fariseos ponían el pueblo:

PORQUE ATAN CARGAS PESADAS Y DIFICILES DE LLEVAR, Y LAS PONEN SOBRE LOS HOMBROS DE LOS HOMBRES; PERO ELLOS NI CON UN DEDO QUIEREN MOVERLAS. (Mat.23:4)

Algunos líderes religiosos cargan a la gente, ponen yugos sobre ellos con sus predicaciones. También los creyentes muy religiosos (legalistas), hacen sentir a otros que su estilo de vida no es agradable a Dios, por que no están haciendo lo que su denominación enseña.

Todos estos yugos deben soltarse, son cargas que oprimen a las personas y les impiden recibir lo mejor de Dios en sus vidas.

Nadie podrá ir muy lejos teniendo un yugo encima de él, nadie podrá avanzar más rápido si está llevando cargas adicionales en su vida.

DEJAR IR LIBRES A LOS QUEBRANTADOS.

Dejar ir libres a los quebrantados es el paso final de la liberación, y debe ejecutarse después de haber realizado las dos acciones anteriores; es decir: desatar las ligaduras de impiedad y soltar las cargas de opresión.
Si dejáramos a las personas irse, sin quitarles las cargas que hayamos puesto sobre sus vidas, seguirán estando esclavizados.
Y también si les quitáramos las cargas pero no los dejamos ir, no serían completamente libres. Quitar el yugo no es suficiente, es necesario que las personas puedan irse y decidir por si mismas.
Dejarlos ir significa no controlar ni manipular su vida, no condicionar ni poner limites.

La actitud de Nehemías es perfecta para mostrar el cumplimiento del sentir divino de liberar a los oprimidos; él estaba dispuesto a dejar ir libres a los quebrantados, por eso dijo:

OS RUEGO QUE LES DEVOLVAIS HOY SUS TIERRAS, SUS VIÑAS, SUS OLIVARES Y SUS CASAS, Y LA CENTESIMA PARTE DEL DINERO, DEL GRANO, DEL VINO Y DEL ACEITE … (Neh.5:11)

Ahora ellos podían poseer sus heredades, trabajarlas nuevamente y hacerlas producir. Todas las cosas que los Judíos habían vendido a sus hermanos volvieron a sus manos, las cuentas fueron canceladas y ellos podían ir con libertad a hacer lo que les resultara más conveniente.

ROMPER TODO YUGO.

No todo a terminado al quitar el yugo, después de quitarlo el yugo debe ser quebrado, debe ser roto, es decir que hay que destruirlo de modo que ya no pueda usarse más.
Nehemías se aseguró, de que sus hermanos Judíos no continuaran esclavizándose unos a otros; quebrantó el yugo de la usura por medio de un juramento que comprometía a los israelitas a obedecer sus instrucciones:

ENTONCES CONVOQUE A LOS SACERDOTES Y LOS HICE JURAR QUE HARIAN CONFORME A ESTO. (Neh.5:12)

Además emitió un juicio sobre los que intentaran guardar los yugos para seguirlos utilizando:

ADEMAS SACUDI MIS VESTIDOS Y DIJE: ASI SACUDA DIOS DE SU CASA Y DE SU TRABAJO A TODO HOMBRE QUE NO CUMPLIERE ESTO, Y ASI SEA SACUDIDO Y VACIO. Y RESPONDIO TODA LA CONGREGACION: AMEN (Neh.5:13)

El ayuno escogido por Dios, inicia con evitar obtener provecho personal si va a causar el sufrimiento de otros.
Es no participar de todo aquello que pueda considerarse injusto, es abstenerse de aprovecharse de la necesidad de otros.

El ayuno aprobado por el Señor; está ligado a las actitudes de corazón que podemos mostrar para con los necesitados. Está relacionado con la disposición personal, de sacrificar un derecho nuestro con el propósito de bendecir a alguien más. El ayuno en realidad es una práctica espiritual que va más allá de abstenerse de alimentos; es la mejor forma de cumplir las palabras del Señor Jesús cuando hablo de “negarnos a nosotros mismos” para seguirle, porque como discípulos suyos somos llamados a caminar en amor y el amor no busca lo suyo, sino el beneficio de los demás.

De modo que, más que abstenerse de alimentos; el ayuno es una forma elevada de mostrar amor a los demás, pues preferimos suplir la necesidad de otro aunque temporalmente debamos padecer.

El ayuno es un intercambio temporal; un creyente cede su bendición y a cambio toma la necesidad de otra persona.
Cada vez que damos, estamos sacrificando lo que damos, ya no nos pertenece más, es como si muriera para nosotros. Y Dios se agrada de estas acciones:

Y DE HACER BIEN Y DE LA AYUDA MUTUA NO OS OLVIDEIS; PORQUE DE TALES SACRIFICIOS SE AGRADA DIOS. (Heb.13:16)

Pero el ayuno, contiene en si mismo la idea más elevada de lo que es un sacrificio, ya que al practicarlo damos algo que supliría nuestra necesidad y hacemos que supla la necesidad de otro.

Es un error pensar que el ayuno es un sacrificio para agradar a Dios; porque no debe ser hecho para conmoverle a él, sino más bien para imitarle a él.

TERCERA CARACTERISTICA:
MISERICORDIA

EL AYUNO ESCOGIDO POR DIOS.(II)

NO ES QUE PARTAS TU PAN CON EL HAMBRIENTO ...?

La forma más fundamental de ayudar a un necesitado es dándole de comer. Esto no siempre es algo muy costoso, incluso puede hacerse compartiendo lo que tenemos. Esto fue lo que hizo la viuda que alimentó al profeta Elías, cuando él le dijo hazme a mi primero una torta ...

En Ezequiel 18:7; se describe al hombre justo, que hace según el derecho y la justicia; y entre otras cosas se dice de él:

... Y QUE DIERE DE SU PAN AL HAMBRIENTO

La forma más elevada de realizar esta práctica, es cuando para saciar a alguien debemos quedarnos en necesidad.
Esto es amor, es una forma de preferirnos los unos a los otros, de dar nuestra vida por otros, y eso agrada al Señor y tiene recompensa:

HEREDAD EL REINO ... PORQUE TUVE HAMBRE Y ME DISTES DE COMER, TUVE SED Y ME DISTE DE BEBER ... (Mat.25:35)

Y A LOS POBRES ERRANTES ALBERGUES EN CASA.

Albergar en casa a un pobre errante, abrir su casa para que habite un extraño ? Es casi imposible en nuestra cultura occidental, no es parte de nuestras costumbres.

Aún se considera una gran carga albergar a parientes en situaciones de necesidad. Quizá porque casi siempre existe abuso, descuido o desconsideración de parte del huésped, y esto es una carga adicional a la de compartir los bienes con alguien, lo cual casi nadie está dispuesto a tolerar.
Además, el hecho de que la intimidad familiar sea interrumpida, es otro costo que debe agregarse, pues en la mayoría de casos recibir a una persona en casa implica atenderla.

De esto también aprendemos, que Ayunar es ceder nuestras comodidades para que otros las disfruten.

En la cultura judía, la hospitalidad era algo fundamental, ellos no tenían ningún problema con recibir extranjeros o forasteros en sus hogares. Lo consideraban un privilegio, de manera que procuraban que la persona se sintiera agradada.

Dios instruyó a los Judíos respecto a esto, les dio mandamientos sobre el trato que debían dar a los extranjeros, algunos de ellos se encuentran en: Exo.22:21, 23:9, Lev.19:10, Deut.14:29

COMO A UN NATURAL ENTRE VOSOTROS TRATARAS AL EXTRANJERO ... LO AMARAS COMO A TI MISMO PORQUE EXTRANJERO FUISTES EN LA TIERRA DE EGIPTO (Lev.19:34)

Por la obediencia a este mandamiento, sucedió que algunos sin saberlo hospedaron ángeles como lo declara Heb.13:2.
Abraham; atendió al Señor y a dos ángeles con apariencia humana (Gen.18:1,8). Lot; también los hospedó y los atendió (Gen.19:1,3).
Otros hospedaron a los siervos de Dios, como la mujer de Sunem; que hospedó a Elías y a su criado. (2Rey.4:8,10)

Albergar a personas desconocidas era algo normal para los Judíos, eran parte de sus relaciones sociales.
Y con sus amistades las muestras de aprecio eran muy evidentes, procurando de todas las formas posibles la comodidad del invitado. Algunas de las principales costumbres, para mostrar la hospitalidad eran: dar de beber al invitado cuando ingresaba a la casa, lavar los pies que seguramente estaban polvorientos por causa del camino, y darle de comer (Gen.43:24, Gen.24:32, Luc.7:44).

Los huéspedes por su parte eran muy respetuosos y considerados, sabían que desagradar a su benefactor era una falta muy grave, por lo cual procuraban no ser causa de incomodidad.

Ahora albergar a los errantes en casa, debería ser una actitud de amor para con los necesitados, debería ser una práctica común entre los creyentes, pero ciertamente que el amor de muchos se ha enfriado.

Dios nos revela que esto es parte del ayuno escogido por él; y puede cumplirse cuando un creyente decide adoptar a una criatura desamparada y hacerlo parte de su familia. O cuando se recibe en casa por un tiempo corto y definido a una persona en necesidad, o se apoya sin determinar tiempo, a un nuevo hermano, a un recién convertido que no cuenta con apoyo de su familia y necesita la seguridad de un techo, alimentos, etc.

QUE CUANDO VEAS AL DESNUDO LO CUBRAS.

Esta es otra de las formas básicas de practicar el ayuno; compartir vestiduras con el desnudo, teniendo cuidado de no dar lo que no nos sirve o está en mal estado.

Recordemos que edificar implica sacrificio y esfuerzo, realmente debería de costarnos algo lo que hacemos por los demás, para que sea agradable a Dios. Probablemente en algunas circunstancias debamos comprar algo nuevo, pero en otros casos será suficiente con dar de lo que tenemos, y de esa manera cumpliremos con el mandato que Juan el Bautista dio a los Israelitas:

EL QUE TIENE DOS TUNICAS, DE AL QUE NO TIENE … (Luc.3:11)

El vestirse es una necesidad fundamental del ser humano, y mientras algunos apenas tienen con que cubrirse, otros usan ropas ostentosas que revelan que pertenecen a una clase más elevada, y que están llenos de vanidad.

En el corazón de un cristiano ya no deben existir pensamientos de superioridad, ni tampoco caminar en la vanidad de este mundo. Y cuando esto sucede, es posible comenzar a compartir con los necesitados.

En las Iglesias Cristianas, debería ser una práctica común el vestir a los desnudos, sabiendo que esto agrada al Señor.

ESTUVE DESNUDO Y ME CUBRISTES … (Mat.25:36)

La base de la pobreza no es la mala distribución de las riquezas, ni las injusticias sociales, sino la maldición por el pecado y la dureza de corazón de los que poseen bienes. Por ello debemos practicar y enseñar, la ley de dar y recibir mencionada por el apóstol Pablo en Fil.4:15,16,19;

NINGUNA IGLESIA PARTICIPO CONMIGO EN RAZON DE DAR Y RECIBIR , SINO VOSOTROS SOLOS .

ME ENVIASTES UNA Y OTRA VEZ PARA MIS NECESIDADES

MI DIOS PUES SUPLIRA TODO LO QUE OS FALTA CONFORME A SUS RIQUEZAS EN GLORIA

La idea principal del ayuno, es la de compartir con otros lo que poseemos y tomar de ellos su necesidad para nosotros.
Esto es caminar en amor, y es una conducta que imita a nuestro Padre celestial.

Y NO TE ESCONDAS DE TU HERMANO.

La mayor parte de los seres humanos, actuamos como que no sentimos compasión ante el sufrimiento ajeno, por lo general no hacemos lo que se puede hacer para ayudar, y casi nunca sentimos ni la más mínima reprensión del corazón por no haberlo hecho.
Todo esto es evidencia de un corazón endurecido, el cual causa que actuemos con indiferencia ante la necesidad de otros.

Pero existe un nivel aún más elevado de insensibilidad humana, y consiste en escondernos de aquellos que sabemos que nos buscan para pedirnos ayuda.
Esconderse de quien nos conoce y espera que le ayudemos, no solo defrauda a la persona, sino que deshonra a Dios que ha dicho:

de gracia recibisteis, dad de gracia (Mat.10:8)

Y esconderse de un hermano necesitado, es una falta más grave, porque es negar ayuda al cuerpo de Cristo.

En el Antiguo Testamento, encontramos instrucciones divinas que revelan la importancia que tiene para Dios la unidad y el apoyo familiar. Hay leyes relacionadas con las heredades, con los matrimonios entre la misma tribu, al trato de los hermanos tomados como esclavos etc.

Pero la mayor muestra del interés de Dios, en la relación familiar, es la orden relacionada con el hermano que debía tomar a la mujer de su hermano muerto, para que aquel no quedara sin descendencia.

LA MUJER DEL MUERTO NO SE CASARA FUERA CON HOMBRE EXTRAÑO; SU CUÑADO SE LLEGARA A ELLA, Y LA TOMARA POR MUJER , Y HARA CON ELLA PARENTESCO. Y EL PRIMOGENITOQUE ELLA DIERE A LUZ SUCEDERA EN EL NOMBRE DE SU HERMANO MUERTO (Deut.25:5,6)

De todo lo anterior aprendemos que el ayuno escogido por el Señor es preferir al prójimo y buscar su beneficio, aunque para ello debamos hacer sacrificios en nuestra vida

Cuando hacemos bien a quien no puede pagarnos, estamos mostrando misericordia, y esto es la forma correcta de ayunar.

La disposición de corazón de los edificadores, se evidenciará en la humillación, compromiso y sacrificio.

Para edificar la vida de otros, debemos estar dispuestos a realizar el esfuerzo y los sacrificios necesarios, hasta que estén firmes en el Señor.

Una de las cosas principales que debemos usar para ayudar a otros es la paciencia.
Cuando nos parezca que todo a terminado, que nunca van a salir adelante, que no están obedeciendo a lo que se les indica, o veamos que volvieron a su pecado, solo la paciencia nos permitirá que continuemos ayudándoles y que les demos otra oportunidad.

La ayuda económica, el tiempo en consejería o discipulado, compartir nuestros bienes materiales, etc. son cosas que se niegan a quienes consideramos indignos, pero esto nunca sucedería si nos deleitáramos en hacer misericordia así como lo hace nuestro Señor.

¿QUE DIOS COMO TU, QUE PERDONA LA MALDAD, Y OLVIDA EL PEDCADO DEL REMANENTE DE SU HEREDAD? NO RETUVO PARA SIEMPRE SU ENOJO PORQUE SE DELEITA EN MISERICORDIA. (Miq.7:18)

La edificación de las vidas humanas, se logra por medio del sacrificio y esfuerzo de otros.
Partir el pan, dar albergue, vestir, y ayudar en cualquier necesidad, son formas de ayudar a edificar la vida de aquellos que están en ruinas. Y todas estas son acciones necesarias para que puedan desarrollarse y ser útiles para otros, y aunque están relacionadas con aspectos materiales, se originan en actitudes espirituales.

Para poder restaurar las vidas destruidas, se necesitan sacrificios y esfuerzos; pero estos siempre deben ser hechos en base a la misericordia, esta, es indispensable.

"Serás llamado reparador de portillos" es un libro publicado por Alberto Cornejo, pastor de Iglesia Centro Cristiano de Fe.
Primera edición 2000
Todas las citas Bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera 1960.
Nuestra imágen de cabecera es parte de la foto Bet She'an Theatre stage_1230 posted by James Emery on Flickr.
Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar. (Isaías 58:12)
Photo of Alberto Cornejo Alberto Cornejo
El Salvador
Teléfono +503 2221 0100
Copyright © 2002-2017 Diseñado por Bart De Wolf. Todos derechos reservados.